dimarts, 20 de setembre de 2016

Día 1 - Llegada

Hoy he madrugado muchísimo. A las 4 de la mañana, un taxi me ha recogido justo delante de casa para llevarme al aeropuerto. Las maletas pesaban tanto que no podría haberlas llevado hasta allí por mí misma.

Una vez allí, he esperado en una enorme cola en la cual he podido empaquetar el equipaje y despedirme de él por una hora. He estado mirando en las pequeñas tiendecitas del lugar pero nada me ha atraído especialmente, así que me dirigí al avión con las manos vacías.

El trayecto ha sido muy rápido, la hora se ha convertido en media ya que he aprovechado para descansar un rato. Las dos chicas que se sentaban a mi lado, me han despertado justo al aterrizar, así que no he tenido que sufrir la vergüenza de ser despertada por una azafata.

A las 8 de la mañana, ya estaba allí, enfrente de mi hotel, cargada con mi enorme maleta rosa chillón.
Tras completar el típico papeleo y obtener la llave de mi cuarto, no he tardado ni un minuto en llegar a éste. Era un pequeño hotel de tres estrellas a un precio muy rebajado, pero mi habitación era de un lujo impresionante. Solo quería  darme una ducha para relajarme, y así lo hice. Escondí mi equipaje bajo la cama y fui a la ducha donde pude pensar en todo lo que había pasado con claridad.

Andrea Pascual

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada